3 aspectos a tener en cuenta si quieres contratar un seguro médico.

      Asegúrate de que tu seguro cubre todo el que requieres.

      A simple vista parece que todas las compañías cubren lo mismo (visitas médicas, pruebas, hospitalización y otros servicios). La realidad pero, es un poco diferente: cuando se comparan los condicionados de las compañías, las diferencias pueden ser muy importantes.

       

      Cuando contratas un seguro de salud lo haces con una motivación concreta: cubrir una posible enfermedad, un futuro accidente u otras contingencias como puede ser un embarazo. Ahora bien, como es obvio, se te escapa mucha información, situaciones y/o contextos en que una mala elección te podría dejar a cuerpo descubierto.

       

      Una correduría de seguros especialista en el ramo de la salud tiene el bagaje y conocimientos para asesorarte de acuerdo con estos condicionados. Además, al tratarse de un agente libre que trabaja con múltiples compañías, le proporciona la objetividad necesaria para ofrecerte el producto que mejor se adapta a tus necesidades y circunstancias. A diferencia del comercial de una compañía, que tiene el objetivo de venderte un único producto, el de la compañía por quien trabaja.

       

      Una correduría de seguros (…) el hecho de trabajar con múltiples compañías le proporciona una objetividad nada despreciable para ofrecerte la mejor opción en función de tus necesidades y tus circunstancias

       

      El usuario de un seguro médico, desgraciadamente, no sabrá si está en buenas manos hasta que tenga un problema:

      • Si al nacer tu hijo sufre algún problema de salud, sabes si podrías añadirlo a tu póliza fácilmente?
      • Sabes si te cubrirían los medicamentos coadyuvantes o los anticuerpos–monoclonals en caso de encontrarte con un problema oncológico? O la quimioterapia? O la radioterapia combinada?
      • Sabes si tienes cobertura en caso de necesitar una prótesis interna? Te pagarían el 100% o tendrías que asumir una parte?
      • Sabes si te cubrirían una epiluminiscència digitalizada en caso de tener una peca con mal aspecto?
      • Y si tienes que hacer rehabilitación neuronal, está contemplado?

       

      Estos sólo son algunos ejemplos de las garantías a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro médico, hay más.

       

       

      Estudia el cuadro médico que ofrecen las compañías.

      El Colegio de Médicos de Barcelona hace una valoración bianual de las diferentes compañías aseguradoras según una serie de criterios de servicio. Esta valoración es bastante significativa a pesar de que no definitiva. Es importante interpretar bien esta información mediante un corredor de seguros que conozca el mercado.

       

      No todas las compañías cuentan con un cuadro facultativo, hospitalario y de servicios con la misma calidad. Dependerá de los acuerdos que la compañía pueda conseguir con centros y médicos de más o menos prestigio.

       

      Lo más probable es que compruebes si el cuadro médico incluye el ginecólogo o el pediatra de referencia, porque son los médicos que habitualmente se visitan mas. Ahora bien, es importante también estudiar otras especialidades menos recurrentes como por ejemplo la dermatología, cardiología, etc., puesto que son susceptibles de necesitarlas y también querrás contar con un abanico de médicos de cierta relevancia.

       

      Por otro lado, desde un punto de vista práctico, también es interesante ver si la compañía ofrece todas las especialidades y las pruebas médicas cerca de tu lugar de residencia o, si lo prefieres, de tu lugar de trabajo. Es habitual encontrarse con cuadros médicos que tienen muy pocos profesionales en tu zona de residencia o trabajo, provocando que te tengas que desplazar en otras ciudades para que te atiendan.

       

      Los condicionados (contrato de seguro) de los seguros son pesados y complicados de entender para las personas que no se dedican en el sector. Además, la experiencia en el sector asegurador otorga a una correduría un poder predictivo y de planteamiento de posibles situaciones, difícil de imaginar por alguien poco familiarizado con la materia. Vale la pena pedir asesoramiento a una correduría de seguros especializada en el ramo de la salud, porque te evitarás sorpresas desagradables y porque… con la salud no se juega!

       

       

      El precio no es lo más importante del seguro médico.

      Por todo el comentado anteriormente, el precio del seguro médico no tiene que ser la única variable a tener en cuenta a la hora de contratarlo.

      Los seguros médicos son un servicio a largo plazo. Los precios tienen que estar siempre en equilibrio con lo que te ofrecen, en caso contrario, tarde o temprano se equipará la prima (coste anual del seguro) con las prestaciones.

      En este sector a menudo también se cumple el dicho de ”lo barato sale caro”. Por ejemplo, imagínate una persona que una vez ha contratado el seguro tiene un problema de salud que requiere un costoso tratamiento. Debido a este diagnóstico, el siguiente año la compañía le incrementa la prima de tal manera que se plantea cambiar de compañía. Lo más probable es que no pueda porque ninguna otra compañía le cubrirá la patología o, incluso, es posible que no lo acepten como asegurado. Por lo tanto, esta persona se verá obligada a quedarse con la póliza si quiere tener cubierto su problema de salud, a pesar de que tenga que pagar una prima muy alta.

       

       

      Sònia Burgos
      Especialista en seguros médicos
      Vinyals Corredoria d’Assegurances, S.A.

       

      QUIERES QUE TE LLAME Y TE CUENTE QUE SEGURO SE ADAPTA A TUS NECESIDADES?

      explícame tu situación y yo te expondré que opciones tienes, sin compromiso.

      Nombre y Apellido

      Móvil

      Categories: Bebès, Blog, Blog, Embaràs, Fills, Hijos, mes, Seguro médico