Que tu hijo sea travieso te puede salir caro… o no. ¿tienes seguro del hogar?

      En Inglaterra, unos padres de familia se esperaban lo peor al recibir una carta con una factura de 1.838 libras (2102 euros). Su hijo de 3 años había rayado accidentalmente la puerta del coche de los vecinos y habían calculado la reparación de los daños por esta cifra nada despreciable.

       

      Todavía sobresaltados por la noticia, es fijaron que el último concepto del detalle de gastos decía Estas cosas pasan y lo valoraban por el mismo importe del total de gastos pero en negativo.

       

      Aquest cas és un exemple de bona convivència entre veïns, ara bé, no és habitual topar-se amb persones tan comprensives. En situacions semblants els pares els hi toca pagar l’accident provocat del seu fill o també poden mirar si la companyia asseguradora se’n farà càrrec, en cas de tenir una assegurança de la llar.

       

      Este caso es un ejemplo de buena convivencia entre vecinos, labra bien, no es habitual topar-se con persones tan comprensivas. En situaciones parecidas los pares se los toca pagar el accidente provocado de su hijo o también poden mirar si la compañía aseguradora se’n hará cargo, en caso de tener un seguro del hogar.

       

      El seguro del hogar incluye coberturas que no te esperis

      Muchas veces el seguro del hogar incluye coberturas que desconoces. Si dedicas unos minutos a leer la póliza, descubrirás que no sólo la mayoría de desperfectos que sufridos en una casa tienen cobertura, sino también otros que puedan ocurrir fuera del ámbito doméstico.

       

      Además de los daños que puedan causar tus hijos (siempre que sean involuntarios), encontramos otras coberturas más inverosímiles, sobre todo para personas que no están familiarizadas con el mundo asegurador:

       

      1. A quien no se le ha roto nunca la pantalla del móvil? Presentando la factura de la reparación, algunos seguros te reembolsan hasta una cantidad determinada.
      2. Cuando se te escapa el perro sufres por lo que le pueda pasar a él o por si causa algún perjuicio a otros. Si provoca un accidente o muerde a alguien (siempre que no sea de raza peligrosa), puedes contar con la cobertura de daños a terceros.
      3. La rotura de una cañería en el exterior (por ejemplo un jardín) es más difícil de detectar. Este hecho seguramente comportará un consumo excesivo de agua. Seguro que será un alivio saber que la compañía se hará cargo hasta un importe determinado de la factura del agua.
      4. Imagínate que compras un electrodoméstico y una vez en casa tienes problemas con su instalación. Puedes solicitar un servicio técnico de electrodomésticos a través de la compañía.
      5. Qué disgusto darte cuenta que no puedes acceder a los archivos donde guardas todas las fotografías familiares, seguro que harás lo posible para restaurar los ficheros! Algunas pólizas también incluyen cobertura de servicio informático telefónico y/o a domicilio.

      *Debes tener enen cuenta que no necesariamente todas los compañías ni todos los productos aseguradores incluyen estas coberturas.

       

      La letra pequeña de los pólizas de seguros no siempre tiene que ser un dolor de cabeza, como nos tiene acostumbrados, también puede dar sorpresas agradables como en los casos descritos. Antes de contratar el seguro del hogar vale la pena leérse el contrato detenidamente y revisar la póliza en caso de siniestro para comprobar si tienes cobertura. Por otro lado, un corredor de seguros te informará de forma detallada tanto en el momento de la contratación, como en caso de siniestro.

       

       


      Quieres más información sobre el seguro del hogar?

      Categories: Assegurança Llar, Blog, Fills, Seguro del hogar