Mi hijo no sabe pronunciar bien

Nen parlant per telèfon

      La adquisición del lenguaje es un tema que nos preocupa a todos los padres. Deseamos que nuestros hijos lo aprendan sin dificultades, para tener una herramienta con la que poder comunicarse.

       

       

      ¿Qué sucede cuando detectamos que algo no va como esperamos? ¿Qué debemos hacer?

      En primer lugar hay que distinguir entre lenguaje y habla. El lenguaje es el sistema que se utiliza para comunicarse, tanto con los demás como con uno mismo (lenguaje interior); nos ayuda a transmitir información. Mientras que el habla es un componente del lenguaje, la pronunciación y reproducción de sonidos que nos permite comunicarnos.

       

      En segundo lugar debemos conocer cuál es el desarrollo normal del habla para poder identificar si nuestro hijo presenta algún problema.

       

      A continuación os presentamos una tabla donde se puede reconocer las características fonológicas que se van adquirido a lo largo de las diferentes edades. Debemos tomar esta tabla como una guía evolutiva, pero no de forma rígida, puesto que cada niño presenta un ritmo de desarrollo particular.

       

       

      EDAD 

      CARACTERÍSTICAS FONOLÓGICAS 

      1-2 años

      • Aproximadamente al año aparecen las primeras palabras: “mamá”, “papá”. 
      • Son capaces de hacer diferentes variaciones de entonación 
      • A los 2 años, aproximadamente, el 50 por ciento de lo que dice puede ser entendido por un extraño. 

       

      2-3 años 

      • Hacia la segunda mitad de esta etapa el habla suele ser un 75 por ciento inteligible. 
      • Va apareciendo la habilidad para producir rimas. 

      3-4 años 

      • Casi todos los/as niños/as pronuncian bien: m,n,ñ,p,t,k,b,g,s,x,l. 
      • Suele omitir alguna sílaba dentro de las palabras o bien la consonante final 
      • Muchos intercambian L/R/D (ejemplo: “cada” por “cara”) 

      4-5 años 

      • Éxito en la pronunciación correcta de: d, ll, r, consonante + l (Ej.: Clase) 
      • Decrece la reducción de grupos consonánticos, cada vez va pudiendo pronunciar más palabras que contengan dos consonantes seguidas. (ej.: piedra) 
      • Pueden darse aún dificultades en: L/R/D y sustituir una por otra. 
      • Importante: 100% del habla es ya inteligible (entendemos aquello que quiere decir aunque exista algún error en su pronunciación). 

      5-7 años 

      • Pocos errores residuales; suelen ser: r, cl, cr, s… 
      • Tienen habilidad para dividir las palabras en fonemas. 

      7 en adelante 

      • Puede existir alguna dificultad de articulación en momentos puntuales.  
      • Puede haber dificultad para pronunciar palabras complejas de nueva adquisición. 
      Fuente: Vas, Mariana; Mi niño no habla bien. Guía para conocer y solucionar los problemas del lenguaje infantil. Ed. La esfera de los Libros. 2009

       

       

      En el caso de que observemos que nuestro hijo se aleja de forma notable de las orientaciones indicadas en la tabla, podemos consultar a un especialista para averiguar las causas y trabajar las dificultades. 

       

      Debemos tener en cuenta si se dan otro tipo de signos (orgánicos, psicológicos, etc.) que puedan estar influyendo en el desarrollo fonológico del habla del niño. Existen determinadas estructuras orgánicas implicadas en la producción de los sonidos. Si dichas estructuras tienen una maduración tardía o anómala, puede influir en la producción haciéndola ininteligible. 

       

      Asimismo debemos considerar otras circunstancias que rodean al niño y que son importantes para determinar la causa o causas que provocan la dificultad. Un niño tímido, poco estimulado, con otitis recurrentes, con pocas oportunidades de intercambios verbales,… es una criatura con más posibilidades de presentar algún problema de habla o lenguaje. 

       

      Así, si detectamos que algo no va bien en el habla de nuestro hijo, la consulta con un logopeda será el lugar más apropiado al que acudir. Allí le orientarán sobre el nivel real de lenguaje del niño y de otros aspectos relacionados que puedan estar influyendo en el desarrollo. Además, les pueden aportar pautas para llevar a cabo en casa, orientar a otros profesionales que estén en contacto con el niño, y derivar a otros especialistas en caso de que sea necesario. Al final, el logopeda nos ayudará a resolver nuestras dudas y, en caso necesario, trabajará con nuestro hijo para mejorar su sistema de comunicación. 

       

       

      Ana Carrillo Morales 
      Psicóloga general sanitaria y logopeda del Centro Davanari
      Col·legiada 10811 i 08-3591
      ariadnalorca@hotmail.com

       
       

      Quieres conocer las coberturas de Logopedia que ofrecen las diversas compañías aseguradoras?

       

      Categories: Blog, Blog, Fills, Salut